Sendero Hornos de Cal (SL-A 201)

El oficio calero se organizaba a lo largo de todo el ciclo anual; el clima fijaba la distribución de las distintas tareas. Normalmente no se practicaban hornadas en la temporada invernal y otoñal porque en estas fechas arrecia la lluvia, que es la peor aliada de la actividad. Cuando el combustible no quemaba bien a causa de la humedad, los caleros decían que el horno se aciscaba, es decir, que la leña se transformaba en pequeños trozos de carbón vegetal (cisco) incapaces de elevar la temperatura a los 900 ºC y 1000 ºC necesarios para que se produzca la reacción química que transforma la roca caliza (CaCO3) en cal viva y óxido de calcio (CaO). 

La actividad calera comprende una serie de tareas específicas que se desarrollan a lo largo de todo el ciclo anual. Las fases del proceso productivo son las siguientes:

1. Recolección y Transporte de la leña.
2. Extracción, troceado y transporte de la piedra caliza.
3. Preparación del horno.
4. Carga del horno.
5. Calcinación.
6. Apagado y elaboración de morteros de cal.
El combustible que se seleccionaba en la recolección debía contener tres cualidades básicas: sequedad, tamaño menudo y alta capacidad calórica. La leña que se recogía del monte debía estar completamente seca para evitar el aciscamiento del horno. La extracción de la piedra se hacía a cielo abierto. Esta operación podía ser realizada en cualquier momento del año. La carga del horno consistía en la construcción de una falsa bóveda de piedra caliza en el interior del horno. Era una labor de mampostería muy especializada pues, sin usar ningún tipo de conglomerado, el calero debía calzar y apuntalar las piedras dejando una cavidad interior bajo la cual se situaban la caldera y el fogón. En esta cámara resultante se concentrarían posteriormente las altas temperaturas necesarias para cocer adecuadamente la piedra caliza que la bordea.

Hacer una horná es como se denomina en Santa Ana la Real al proceso de cocción o caldeo de la piedra caliza. La hornada se efectuaba de forma ininterrumpida durante aproximadamente 40 horas. Transcurridas varias jornadas tras la calcinación comenzaba una nueva operación denominada desenhornar, que consistía en retirar la cal viva del horno. El apagado consiste en el aporte de agua a la cal viva, lo que provoca una reacción química en la que el óxido de calcio (CaO) se transforma en hidróxido de calcio (Ca(OH)2). La cal apagada o hidratada no es un producto final. El proceso concluía cuando era transformada en argamasa, que es un material compuesto por la propia cal mezclada en proporciones variables con arena, agua y distintos conglomerados.

Powered by Wikiloc